Facebook
Twitter
RSS

Chiclayo Mail

Clasificados

 

La Reserva Chaparri

Publicado por Lambayeque 28 de noviembre de 2010

Las Bondades de Chaparri

En el Perú existe un lugar en el que el oso andino (Tremarctos ornatus) ha encontrado un refugio silvestre donde es posible no temerle al ser humano. A tres horas hacia el sureste de la ciudad de Chiclayo, en el distrito de Chongoyape, esta especie nace, crece y se reproduce dentro de las 34 mil has. del Área de Conservación Privada Chaparri. Esta es la primera reserva privada de carácter comunal del país y es manejada por la población campesina de Santa Catalina de Chongoyape.

El cerro Chaparri es un punto geográfico intermedio entre la cordillera de los Andes y la planicie desértica de la costa. "Los brujos y chamanes de Lambayeque siempre han visitado este Apu o montaña sagrada para recolectar alucinógenos naturales y otras hierbas del bosque seco que la rodea. Precisamente esta naturaleza mística y profana ha sido una de las causas que ha hecho posible que el lugar se mantenga relativamente al margen de la depredación a la que ha estado y están sometidos los bosques secos del norte del Perú."(2)

Sin embargo, una de las actividades que se llevaba a cabo en este terreno era la caza. La mayoría de expediciones mataban zorros costeños (Pseudalopex sechurae), venados de cola blanca (Mazama sp.), osos de anteojos, como son conocidos en el Perú, y pavas aliblancas (Penélope albipennis). Además, las empresas madereras deforestaban constantemente el bosque seco. Los comuneros de Chongoyape observaron que se desarrollaba un uso irracional de los recursos sin beneficio para su comunidad. Por este motivo decidieron organizarse para defender su flora y fauna.

Al mismo tiempo, el reconocido fotógrafo de la naturaleza, Heinz Plenge, buscaba un lugar donde permanecer en contacto con la vida salvaje para descansar de sus viajes interminables por todo el Perú. En ese periodo, Bernie Peyton, su amigo entrañable y biólogo de la Universidad de Berkeley en California, especialista en el oso andino, se puso en contacto con él. Ambos exploraron las posibilidades de gestionar un proyecto de conservación donde los propietarios originales -los comuneros- asuman el manejo productivo. Fue así que empezaron las conversaciones entre la Comunidad Campesina de Chongoyape, Peyton, Plenge y más adelante con la ONG, Asociación Naym Lap.

El pacto establecido fue el siguiente: Plenge ayudaría a la comunidad a organizarse y defender sus derechos a cambio de que ellos adopten un objetivo a largo plazo para cuidar sus recursos y el medio ambiente. Como Heinz Plenge les pareció un hombre de confianza, la comunidad Santa Catalina de Chongoyape se puso a trabajar. Se creó un Comité de Gestión encabezado por líderes amantes de la naturaleza y preocupados por mejorar la calidad de vida de su comunidad. Se desarrollaron Juntas de Administración Local y 5 comités organizados: ganadería, coto de caza, educación ambiental y salud. Y además, se constituyeron dos microempresas, ecoturismo y apicultura. A Heinz se le pidió que fuera miembro honorario de la comunidad.


El Oso Andino y la Pava Aliblanca a salvo

En el Perú sobreviven solo 400 a 500 osos andinos. La especie se encuentra en la lista roja de La Unión Mundial por la Conservación de la Naturaleza con amenaza de extinción. Uno de los proyectos principales de Chaparri es salvar al oso andino.

Peyton, en trabajo conjunto con los campesinos, han logrado rescatar, rehabilitar y reintroducir a los osos que la Policía Ecológica del Perú confiscaba de circos y propiedades privadas. Sin embargo, explica Plenge, "algunos osos son imposibles de reintroducir a su medio. Tenemos un ejemplar que sabemos que va a vivir permanentemente en los 25 mil metros cuadrados de terreno para que cumpla una adaptación satisfactoria. Sus dientes han sido quebrados y su mandíbula está partida. Un macho no puede sobrevivir así en libertad."

Entre los osos que han logrado volver a vivir en su hábitat natural se pueden observar ejemplares que pesan hasta 200 kilos, 40 kilos más que lo normal. Existe un caso registrado en donde una osa, liberada con equipo de telemetría donado por la Fundación Backus Pro-Fauna en Vías de Extinción, fue vista tiempo después con dos oseznos.

Este mismo éxito se ha repetido en el proyecto de reintroducción de la pava aliblanca. Esta especie ya estaba declarada como extinta, sin embargo, un convenio entre el INRENA y la Comunidad de Santa Catalina de Chongoyape viene estudiando y reproduciendo el ave en el Zoocriadero Barbara D´Achille en Olmos, Lambayeque. Son 16 los ejemplares que han sido liberados en la quebrada de Las Pavas en Chaparri. Ahora un total de 350 pavas aliblancas están en condición de silvestres.

Santa Catalina de Chongoyape

Juan Carrasco, miembro de la comunidad campesina Santa Catalina de Chongoyape y Secretario Principal del Comité de Gestión de Chaparri, asegura que el proyecto no sólo funciona para conservar la biodiversidad de la zona. También ha beneficiado a 500 personas de la comunidad. Se han generado ingresos y puestos de trabajo: ha mejorado la calidad de vida de los campesinos. Al promover el ecoturismo en el área, se crearon puestos de guías, meseros, cocineros, personal de limpieza, alquiler de caballos, provisión de comidas, artesanía, hotelería y transporte. Inclusive, la WWF auspició un taller para 15 guardaparques voluntarios dictado por tres profesionales extranjeros.


Chaparri, además, organiza anualmente La Copa del Oso, un campeonato de fulbito para entretener y crear conciencia sobre el tema a la población local. Sólo los caseríos que juren proteger al oso pueden participar. El slogan del campeonato fue: " El Oso es Agua". Este se refiere a la importancia de la especie en el ecosistema. El oso disemina semillas y esparce la formación vegetativa. La vegetación es responsable de conservar el agua, recurso de fundamental importancia en una región de bosques secos. El campeonato tuvo gran acogida.

Para los gestores de Chaparri, aún queda mucho por hacer. Los próximos proyectos son reintroducir guanacos (Lama guanicoe) y cóndores de la selva (Sarcoranphus papa). También se intentará desarrollar la apicultura y temporadas de caza. Sin embargo, ahora deben de enfrentarse a una terrible amenaza. La compañía peruana de minería, El Solitario, está próxima a explotar a medio kilómetro de Chaparri, un terreno adyacente al centro poblado. A dos kms. se encuentra el río Chancay y el reservorio de agua Tinajones. Proteger todo lo que han logrado para salvarse ellos mismos es ahora su más importante reto.

El Eden del Chaparri





Por: Inés Vera Pinzás

1 Respuesta a La Reserva Chaparri

  1. Anónimo Dice:
  2. oe no engañen a la prensa estos terrenos eran comunales q le dieron a consecion por 10 años y la directiva q estuvo en esa concesion y ahora ya se creen dueños y la gente q es de de la comunidad deve ingresar gratis a esta reserva por q esto le pertenece a todos lo comuneros

     

Publicar un comentario

Todos los comentarios son bienvenidos
Quieres Comentar

Todos los comentarios están siendo leídos y moderados.


- Todos los comentarios deben ser relacionados con el artículo
- Serán borrados aquellos comentarios que sean considerado SPAM
- Si quieren pedir ayuda, que no tenga nada que ver con el post, utilicen la página de Contacto
- Los comentarios serán publicados a la brevedad mínima posible

Deja un comentario

 Unete a nuestro Grupo

Noticias Recientes

Ultimas Empresas agregadas al directorio

Version Movil

Turismo en Lambayeque
Servicios Web

Nic Virtual
Sipan Hosting
Web Master

Archivo Web

Colabora

Colabora con Nosotros tienes alguna información que sea util para nuestros lectores, relacionada con nuestra Región (Turismo, Costumbres, Floklore, Gastronomia, Actividades, etc.); envianos tus articulos a webmaster@lambayeque.net y nosotros lo publicaremos con tu debida autoria.

Comentarios