Facebook
Twitter
RSS

Chiclayo Mail

Clasificados

 

Biogeografia de Lambayeque (Parte I)

Publicado por Lambayeque 15 de noviembre de 2009

BIOGEOGRAFIA DE LAMBAYEQUE
(Parte I)

Mario López Mesones
Lambayeque, 14.11.06

Paleoecología de Lambayeque


La Paleoecología de la región, se ha formado principalmente con los procesos orogénicos, resaltando la formación del colosal edificio tectónico: la Cordillera de los Andes, que ha configurado los paisajes y ecosistemas actuales, durante su afloramiento en el Cretácico y, en el Cenozoico, en el Período Terciario, Mioceno. Es así, que la paleobiota, a través de los registros fósiles nos permite afirmar, que durante el Jurásico/Cretácico, predominó parte del mar en grandes áreas del actual teritorio; existiendo una fauna de invertebrados de moluscos, cefalópodos, equinodermos y, por supuesto, protozoos. Aún se pueden encontrar estos fósiles en el parque cretácico de los flancos de la vertiente oriental andina de Lambayeque, en áreas como Pishkolpampa, Cabuyas, Sábila, Huamachuco e inclusive, la nefelohilea (bosques de neblina), ha preservado helechos fosilizados del género Weichselia. En los bosques Montano Relicto de Upaypiteq, La Palma, Pandachí, Cerro Kutilla –una geoestructura mítica para el campesinado kañarense, por cuanto existe la creencia, que en su interior está el Señor Kutilla, protegido por fieros canes de color negro. Aquel que se acerca a este cerro, es recibido por este personaje; quién le ofrece oro y lo invita a ingresar, para desaparecer después. En los flancos de este cerro, hasta ahora se conserva la tradición de ofrecer un par de cuyes sacrificados al cerro para obtener un buen año agrícola, dejándolos en la roca conocida como Qasay Rumi-, Suroquebrada, Paltiq, Mollepampa, Quinua, Popa, Congona, Shin Shin sur, San Lorenzo, Gramalote, Luto, Samanga –entre Santa Lucìa y Huallabamba, en Kañaris-, Mamawaka, ubicados en Kañaris; están los géneros botánicos más primitivos de la flora lambayecana, como los Podorcarpus –única conífera relicto del departamento-, el género Weinmannia, Alnus y, los licopodios del género Huperzia, que también se encuentran en Amazonas, en el área del sitio arqueológico de los Pinchudos; estas plantas son unas herbáceas dicotómicas, con uso medicinal para los pobladores. Los megamamíferos procedentes de Norteamérica, aún sobreviven, por cuanto están sometidos a una caza muy fuerte, caso del Tapir sudamericano (Tapirus pinchaque), que hace décadas atrás habitaba hasta en los flancos occidentales de la Succha, próxima a la famosa Beatita localizada en el km 26, ascendiendo al Abra de Porculla-; el oso de anteojos, el puma. Y hasta los primates, como el Cotomono. Ademàs del oso hormiguero, los cèrvidos, los armadillos. Elevados glaciares Pleistocénicos exhalaron y modificaron la distribución de la flora y fauna de Lambayeque, observándose el mayor lago relicto de aquellos tiempos geológicos en la Laguna de Shin Shin, a una altitud de 3600 msnm, (Kañaris) y, las morrenas de Maraywaka (Inkawasi) y, Chiñama. Entonces, cuando la Cordillera de los Andes se conforma en el Mioceno, se modifica la distribución y composición de la flora y fauna.



Las transgresiones marinas del Pleistoceno/Holoceno, también ocasionan cambios en el paisaje a nivel de línea de costa y, dejan terrazas que se pueden observar hoy en parte de las áreas de Cayaltí, Nueva Arica y, Oyotún; además de los relieves de Salas y Chiñama. En el cerro Guitarra, entre Mocupe con Zaña, se pueden observar derrames piroclásticos de las intensas emisiones volcánicas del Terciario, en esta zona. Los especialistas (Jorge Broggi, Dolfus), nos han explicado que existiò una mayor humedad durante el Pleistoceno en el norte del Perú y, también una megafauna extinta que habitaba en los bosques de los flancos interandinos/llanuras, como el mastodonte de Pátapo de cerca de 10,000 años de antigüedad (se ha colectado una osamenta de este extinto mamífero y actualmente está depositada en el Museo Enrique Bruning, de la ciudad de Lambayeque). Los ceramios mochicas, nos muestran Wakos zoomorfos representando primates, como probablemente el Cotomono; indicadores de extensos bosques inexistentes en la actualidad. Los helechos arbóreos (Nephelea erinacea), indican también que en estos bosques, han evolucionado las especies florísticas.



El actual territorio de Lambayeque, está estructurado en dos basamentos geológicos: la Formacion Olmos, de origen Precámbrico (2000 M.A.) y la Formación Salas (Era Paleozoica). Predominando formaciones mesozoicas y del Terciario - Cuaternario, con Deglaciaciones de hace 18000 años que modelaron la zona del Paramal. Además, durante el Cuaternario tuvieron lugar cuatro transgresiones marinas, provocadas por el movimiento de la corteza terrestre. Los estudios del geólogo francés, Bernard Dalmayrac, explican que existió una paleocordillera en tiempos Paleozoicos, desde Venezuela hasta la ciudad de Chiclayo. Por eso, geotectónicamente, las áreas más antiguas, están sobre estos antiguos basamentos. El género Wechselia, confirma que la geomorfología lambayecana, estaba contactada con Gondwana, (un megacontinente de tiempos geològicos de la Era Mesozoica) durante el Perìodo Cretàcico y, por ende, primero predominaron los Bosques Montanos –tan depredados y en franco proceso de destrucción ahora, sin haberlos estudiado integralmente hasta la fecha- y, después, continuaron los bosques de parte de las paleollanuras, impactadas por los movimientos marinos indicados.



Grandes Ecosistemas de Lambayeque

En la región se presenta un complejo de ambientes, con 13 zonas de vida de las 84 que posee el Perú, con climas diversos: desde el área insular, hasta los climas del Páramo y la Nefelohílea (zona de los Bosques Montanos Relicto de Lambayeque). Los ecotonos se localizan en las Cuencas de: Olmos (colinas de Ñaupe, quebrada Pai Pai); Chiñama (con extensas áreas que incluyen ámbitos de los distritos de Salas, Olmos y Motupe); estribaciones de La Leche-Laquipampa; Zaña, con bosques húmedos en las cotas más altas adyacentes a esta cuenca, pertenecientes a Cajamarca.



El ambiente marino, que se caracteriza por la presencia de la Corriente Peruana (Corriente de Humboltd), que permite el desarrollo de importantes recursos hidrobiológicos. Tiene profundas fosas (>6000 m.d.n.m.) y el área insular: Islas de Lobos. Las características oceanográficas y climáticas, le confieren una extraordinaria diversidad biológica marina, tal como lo ha estudiado, difundido y sustentado el Dr. Wilmer Cabajal Villalta. Sin embargo, la contaminación por el alcantarillado urbano, las actividades de extracción por parte de naves-factorías, con incluso la planta de depósito de petróleo en Playa de Lobos –sólo queda el topónimo, ahora-; impactan negativamente en este ambiente, con también, pérdida de línea de costa. Los puertos y caletas de Lambayeque, como Pimentel, Puerto de Eten, Santa Rosa y San José; son ecozonas ubicadas en los afloramientos costeros, que permite desarrollar una rica cadena trófica para la prosperidad de la diversidad biológica marina. Es una riquísima ecozona del Perú con un alto potencial de recursos hidrobiológicos.



El Desierto y la Formación Lomal. El desierto es la prolongación de Sechura, con vegetación xerofítica y dunas (terrazas marinas pleistocénicas, evidencias de paleoambientes). Las primitivas terrazas marinas han quedado en los valles de Cayaltí, Nueva Arica y Oyotún; inclusive en ámbitos de Salas y Chiñama. En Lambayeque, al ingresar a la ciudad, se observa una inmensa duna con direcciòn hacia el oeste –San Josè-, con poblaciones de algarrobos: Prosopis pallida y, en las llanuras de Mocupe, se presentan una serie de dunas menores, donde se han desarrollado en forma postrera, especies de bromelias, gramìneas y, zapotes.



La vegetación lomal es una continuidad de las lomas del sur. Están cerca al litoral del Pacifico. En el cerro Reque y en el Morro de Eten, existe vegetación lomal (Vegetación y Flora del Perú: Blgo. Santos Llatas Quiroz, marzo 2002), son formaciones vegetales relicto). Esta Formación Lomal, es un relicto e indicador de la presencia de vegetación del Sur del Perú e inclusive, de áreas del Desierto de Chile. El reciente trabajo del MSc. Santos Régulo Llatas Quiroz, expuesto en el XI Congreso Nacional de Botánica realizado en la ciudad de Puno en el mes de Septiembre del presente año, nuevamente confirma esta aseveración. Las antiguas poblaciones humanas muy bien aprovecharon estos ecosistemas, como lo testimonian los sitios arqueológicos de Reque y de la Costa de Lambayeque.



El Bosque Seco Ecuatorial tiene una amplia cobertura y, como es de conocimiento general, tiene la mayor población humana. Son representativos: el Bosque de Pomac, Bosque de Chaparrí, Bosques de Motupe, Salas, cerro Pan de Azúcar en Oyotún, valles de Zaña y Olmos. (Bosque de Llanuras 463.762 ha, Bosque de Colina 155.869 ha. En total 619.631 ha, según el Censo Forestal del Proyecto Algarrobo del año 1993). La extensión de los bosques secos, en Lambayeque, exceden las 715,000 ha, actualmente. Oyotùn tiene la mayor población de cactàceas columnares, con el gènero Neoraimondia y, las cactàceas ovoides: Melocactus.



Los Flancos Occidentales están en el área andina de Lambayeque (Olmos, Motupe, Tongorrape, Salas, Kañaris, Inkawasi, Chongoyape, Oyotún) tienen importantes valles con significativa producción agrícola. Son significativos los bosques de Laquipampa, en las estribaciones andinas de Inkawasi. En esta zona se inician los bosques montanos. Anualmente, durante el mes de octubre, son tapizados por la hermosa floración del árbol “Frejolillo”, cuyo fruto se parece al Wayruro andino. En los Bosques Secos adyacentes al Abra de Porculla, en el Puente Colorado y, en las riberas del río Chiñama, se puede observar hasta cerca de Colaya, una densa presencia de estos árboles, que proporcionan alimento a los crácidos, como la pava Aliblanca.



Los bosques montanos están en la Cordillera Occidental (Salas, Kañaris, Inkawasi). Estos bosques relicto, son bosques de neblina, con mayor densidad florística: 1500 árboles/ha en el ámbito de Kañaris, con especies de flora y fauna, de origen amazónico-andino. El promedio de precipitación anual promedio es de cerca de 2000 mm y, con un clima húmedo. Los más extensos bosques se encuentran en estas zonas, con una flora y fauna aún sin estudios e inventarios integrales; fuertemente depredados y en muchos sitios, destruidos. Aquí están las especies forestales de Cascarilla (Género Cinchona) y, la Chachacoma (el Género Escallonia aún no tiene determinada su especie), los panchos: género Weinmannia, las mirtáceas –lanches-, el cedro de montaña, el maqui maqui –gènero Oreopanax-, los bambúes sudamericanos (chusquea y Aulonemia); los higuerones, que sólo están con mayor predominancia en las Montañas de San Lorenzo, Shin Shin y Gramalote, en Kañaris. Estos ecosistemas, hasta el momento se encuentran sin estudios sistemàticos. Sobresaliendo los ambientes del mítico cerro Capitán Samana, con unos impresionantes flancos y ecosistemas tipo los tupaies, de Venezuela. Se necesitan cerca de tres horas de caminata para ascender a la cima del cerro Capitán Samana, en Kañaris. Epífitas, orquídeas, pteridofitas, lianas, bromelias, peperomias, hongos, balanoforáceas y especies nefelófilas, se desarrollan en estos bosques; con una fauna de gastrópodos, quirópteros, aves nocturnas y el tucán andino, junto con el probable gallito de las rocas, perdiz andina, turricha, pillko y numerosas aves. Recién se están iniciando las determinaciones de la avifauna-algunos lo denominan descubrimientos, porque parece, que recién las observan en estos ambientes.) Son bosques fragmentados, incendiados, destruidos; pero que aún sobreviven en estos ecosistemas. Quedan sólo rodales de la portentosa palmera andina, Ceroxylon latisectum y, de las lauráceas. La extracción de los forestales maderables es bastante alta. Es imposible encontrar ahora, los bosques registrados en el Anuario Estadístico de Lambayeque de la década del cuarenta, donde se indica, que existen bosques de cascarilla en Penachí y Kañaris.



La zona Paramal en la Vertiente Occidental en ámbitos de Kañaris e Inkawasi, en altitudes de 3500 a 4061 m.s.n.m. (cerro San Lorenzo).



Con mesetas andinas, humedales de origen glaciar, bofedales y un impresionante graminetun. Aún quedan en Sinchiwal y en los contornos de la Laguna de Shin Shin, poblaciones de Polylepis y patos andinos.



Predominan condiciones de alta humedad, por las advecciones cálido húmedas desde el nororiente (“Trasvase Cordillerano”). En estas áreas, predominan los bofedales, con turberas de hasta 0,8 m de profundidad y, las morrenas; evidencias de glaciaciones ocurridas durante el Pleistoceno. El Páramo en Lambayeque, está situado en las mesetas andinas y cimas de la Cordillera Occidental de los Andes, principalmente en àreas de los distritos de Inkawasi, Salas y Kañaris. En estas áreas, aún se pueden encontrar queñuales (Polylepis) y bromelias (gènero Puya), en el perímetro de la oquedad andina de la laguna de Shin Shin, en las Montañas de San Lorenzo, Capitán Samana, cerro Minas, Maraywaka, Mamagpampa, Pozuzo, Tembladera, Rumi Chaka.


PROPUESTAS DE CONSERVACION

Sintetizar y profundizar las investigaciones especializadas para promover la Biósfera de la Deflección de Huancabamba, incluyendo los Bosques de Neblina y el Páramo de la Región Lambayeque. En esta perspectiva, se tiene que establecer la Provincia Fitogeográfica paramunense, representativa en Lambayeque, en el norte del Perú, por exhibir los más grandes bosques de neblina: la nefelohílea.



Generar una visión transversal (Este - Oeste) de los ambientes de Lambayeque: sus recursos naturales y procesos. Mochicas y Quechuas procedentes del actual Wankapampa, poblaron las zonas andinas de Lambayeque. Existe una errada visión colonial, de estudiar a Lambayeque desde la Costa, cuando los procesos históricos se han presentado en forma interrelacionado entre las Formaciones Sociales, con aprovechamiento y manejo de los diversos recursos naturales.



Priorizar la conservación de los ambientes teniendo en cuenta sus diversos pisos ecológicos, construyendo un sistema de Jardines Etnobotánicos y Filogenéticos, resaltando las Comunidades Campesinas de los distritos andinos de Lambayeque.



Desarrollar e integrar adecuadamente la interpretación de los sistemas de clasificación climáticos asociados a los recursos biológicos de los ambientes de Lambayeque.



Incorporar en el Diseño Curricular de Formación Básica y Superior, contenidos referentes a la biogeografía específica de Lambayeque.



Via: boletindenewyork.

0 comentarios

Publicar un comentario

Todos los comentarios son bienvenidos
Quieres Comentar

Todos los comentarios están siendo leídos y moderados.


- Todos los comentarios deben ser relacionados con el artículo
- Serán borrados aquellos comentarios que sean considerado SPAM
- Si quieren pedir ayuda, que no tenga nada que ver con el post, utilicen la página de Contacto
- Los comentarios serán publicados a la brevedad mínima posible

Deja un comentario

 Unete a nuestro Grupo

Noticias Recientes

Ultimas Empresas agregadas al directorio

Version Movil

Turismo en Lambayeque
Servicios Web

Nic Virtual
Sipan Hosting
Web Master

Archivo Web

Colabora

Colabora con Nosotros tienes alguna información que sea util para nuestros lectores, relacionada con nuestra Región (Turismo, Costumbres, Floklore, Gastronomia, Actividades, etc.); envianos tus articulos a webmaster@lambayeque.net y nosotros lo publicaremos con tu debida autoria.

Comentarios